¿Cómo se interpreta la economía circular en Alemania?

Escuchar el podcast

En este podcast, Phoebe Blackburn, experta independiente en comunicación y economía circular, nos ofrece su visión desde Berlín tras abandonar Francia en 2016. Habla de cómo la cuarta economía del mundo presenta ventajas -una sólida cultura de la ingeniería y una tradición de innovación ecológica- y obstáculos para una economía circular: un enfoque en la gestión de residuos y la tecnología, más que en el ecodiseño y la reducción de residuos. No es una gran sorpresa, dado que la industria de los residuos del país tuvo un valor de 70.000 millones de euros en 2018.
Alemania aún no tiene una hoja de ruta de la economía circular, pero fue el primer país en legislar sobre el tema en 1994. Cuenta con una Ley de Envases actualizada, VerpackG, el programa de optimización de recursos ProgRess, ahora en su tercera versión, y en 2019 un estudio comparativo de acatech y Systemiq analizó la posición de Alemania entre sus pares de la UE. Pero sigue faltando una visión clara, vinculante, inspiradora y más holística. ¿Qué podría hacerse para ayudar a cambiar a una mayor circularidad? Las organizaciones (re)definen la circularidad por sí mismas, la educación a todos los niveles, el intercambio de historias de éxito y la "co-petición" con otros innovadores para impulsar la agenda, el Green Deal de la UE.
Phoebe menciona a los siguientes actores de la escena de la circularidad en Berlín:
- FixFirst (reparación de electrodomésticos)
- Stadtfarm (pescado y verduras en un circuito cerrado en la ciudad)
- BSR's 'NochMall' (tienda de segunda mano gestionada por la empresa de gestión de residuos de la ciudad)
- TooGoodToGo (aplicación de residuos alimentarios)
- hps (solución para generar energía en casa)
y - pronto será Navidad
- Wundertree: alquila un árbol de Navidad y devuélvelo para su replantación.

Ir al contenido